Google+ Followers

Gracias Kimba..

Gracias Kimba..

Por favor..ADOPTA NO compreis!!!!

nos necesitan...

nos necesitan...
.Nos necesitan...

Somos Amor..Somos el Mundo..

Nos necesitan!!!!

Nos necesitan!!!!

GRACIAS POR VISITARNOS...

GRACIAS POR VISITARNOS...
Ha fallecido por la Leishmaniosis.|||Siempre estará con nosotr@s

..

Free background from VintageMadeForYou

MIS AMIG@S---MI FAMILIA

viernes, 11 de febrero de 2011

Una mentira nunca vive hasta hacerse vieja

Demostrado científicamente que el toro sí sufre en la plaza


Gracias señora presidenta, señores diputados, organizaciones y público asistente.
El título de mi comparecencia es:
El sufrimiento del toro en la lidia: Lesiones anatómicas, alteraciones metabólicas y neuroendocrinas
Los argumentos taurinos para defender la lidia se vieron incrementados en el año 2007 gracias a la aparición de una hipótesis en la que se cuestionaba el sufrimiento del toro durante la lidia. El estudio fue realizado por veterinarios de la facultad de veterinaria de Madrid, y tuvo y tiene amplio eco entre los defensores de la tauromaquia.

Lo que les voy a plantear hoy, en ésta mi comparecencia, son una serie de datos objetivos que aparecen en numerosos trabajos, muchos de ellos llevados a cabo por veterinarios de plazas de toros y publicados en libros y revistas científicas.

Una vez escuchada mi exposición, deberán ser ustedes los que decidan si el toro bravo es un animal adaptado para la lidia, que ha nacido para morir en un ruedo, y lo que es más importante, si dicho espectáculo supone maltrato, dolor y sufrimiento para el animal, y que por tanto sería susceptible de ser prohibido en la Comunidad Autónoma de la que ustedes son diputados, a través de la modificación del artículo 6º de su Ley de Protección Animal.

La lidia consta de una serie de tercios en los que el toro es picado, banderilleado, y herido de muerte con el estoque, siendo posteriormente descabellado y apuntillado.

La puya es un arma metálica cortante y punzante que consta de 6 cm de cuerda encolada y 2.5 cm de púa piramidal tan afilada en cada una de sus aristas como la hoja de un bisturí. Va provista de un tope cilíndrico que debería impedir que entrara en el cuerpo del animal más de esos 8.5 cm.

Son muchos los estudios anatomopatológicos que se han desarrollado sobre cadáveres de toros lidiados para determinar las lesiones que provocan.

Los cánones taurinos marcan como lugar "ideal" para la realización de esta suerte, la zona anatómica conocida como morrillo, que se sitúa en el cuello entre la 4ª y 6ª vértebra cervical, lugar donde asienta una gran masa muscular responsable junto a determinados ligamentos de los movimientos de extensión de la cabeza. Como podrán ver y saber a continuación esto casi nunca es así.

En todos, absolutamente todos los estudios consultados al respecto, se reconoce que los puyazos suponen, entre otras cosas, un gran daño neurológico para el toro.

En más del 70% de los toros estudiados, se ha determinado que las puyas son clavadas en zonas muy posteriores a la indicada como "ideal". Las lesiones descritas afectan a más de 20 músculos, sin contar los intercostales y costales. Todas estas estructuras son necesarias para la movilidad del tercio anterior de animal, los movimientos del cuello, y de la cabeza, y para la función respiratoria. Pero no son sólo los músculos, tendones y ligamentos los que son seccionados, sino también importantes venas, arterias, y nervios

Los resultados indican que la profundidad media de los puyazos es de 20 cm, habiéndose encontrado trayectorias de hasta 30 cm. Se sabe que una sola vara puede abrir hasta 7,4 trayectorias diferentes.

Se reconoce que las puyas provocan fracturas de apófisis espinosas y transversas de vértebras, fracturas de costillas, y de sus cartílagos de prolongación, y que pueden perforar la pleura y el pulmón, dando lugar a neumotorax. Del mismo modo son inevitables las lesiones de la médula espinal, las hemorragias en el canal medular, y la lesión de nervios tan importantes como el plexo braquial (que se ocupa de la inervación de las extremidades anteriores), y de las ramas dorsales de los nervios espinales que se encuentran paralelos a la médula.

Las pérdidas de sangre que sufre un toro en la suerte de varas son algo contradictorias, oscilando entre el 8 y el 18% de su volumen sanguíneo. Un toro de 550 kilos perdería entre 3 y 7 litros de sangre tras los puyazos.

Las banderillas, que se clavan en número de seis, llevan en su extremo un arpón de acero cortante y punzante, que en su parte visible será de una longitud de 4-6 cm. Desgarran muchas de las estructuras anatómicas lesionadas con anterioridad por las puyas, y producen lesiones en unos 10 cm alrededor de donde han sido insertadas, aumentando la pérdida de sangre en el animal.

El estoque, una espada curvada de 80 cm de largo, debería lesionar o secciónar los grandes vasos que asientan en la cavidad torácica, es decir, la vena cava caudal y la arteria aorta posterior.

Lo que sucede con más frecuencia es que el estoque lesiona cordones nerviosos laterales a la médula, lo que provoca la desconexión de todo el aparato motor de la caja torácica, lo que añadido a la gran lesión del pulmón derecho, da lugar a una dramática dificultad respiratoria. La sangre pasa del pulmón a los bronquios, de allí llega a la traquea, y sale al exterior por la boca y la nariz.

En otras ocasiones se atraviesa el diafragma, lo que va a producir una parálisis por lesión del nervio frénico; la lesión del nervio frénico puede determinar compromiso de la función diafragmática con insuficiencia respiratoria.

Se dan casos en que las estocadas son tan traseras que pueden llegar a penetrar en el hígado y la panza.

En otras ocasiones veremos unos pequeños hilos de sangre en la boca y en la nariz. Esto sucede cuando el estoque ha tocado la parte más externa de los pulmones y el toro se traga su propia sangre.

En 57 corridas estudiadas (342 reses) tan sólo el 20% de las estocadas lesionaron la vena cava caudal.

En el año 2003 se publicó un estudio en el que tras el análisis de 434 toros se certifica la presencia de émbolos en el tejido pulmonar y hepático en un alto número de animales, que se atribuyen a la irrupción de la espada en la región intratorácica, órganos intraabdominales, así como en las estructuras vasculares.

La lidia concluye con el descabello y la puntilla.

El descabello se realiza con una espada similar al estoque, pero que lleva un tope de 10 cm. Su misión es lesionar y seccionar la médula espinal entre la 1ª y 2ª vértebra cervical.

La puntilla se le da al toro con un cuchillo de 10 cm de hoja, que una vez introducido en el espacio occipito-atlantoideo secciona el bulbo raquídeo, provocando la parálisis general del animal con disminución de la presión arterial. Los movimientos respiratorios se van paralizando y la sangre circulante, cargada de CO2, produce hipoxia en el encéfalo. Se dice que provoca la muerte instantánea del toro, pero no es cierto, ya que va a dar lugar a la la muerte por asfixia. Algunos animales presentan durante algún tiempo después reflejos que son compatibles con la vida. La puntilla está prohibida en todos los mataderos de la UE por considerarse un método cruel de dar muerte a un animal.

Pero no son sólo éstos los datos que les puedo aportar para demostrar que la lidia es un acto cruel de maltrato animal, con una profunda repercusión en las constantes vitales del toro, lo que demuestra el sufrimiento físico y psíquico a que es sometido.

En estudios realizados para determinar las alteraciones metabólicas que sufren estos animales queda patente su incapacidad para adaptarse a la misma.

32 parámetros sanguíneos han sido estudiados en cientos de toros lidiados y dados muerte en la plaza. Todos estos valores sufrieron importantes modificaciones en un espacio de tiempo relativamente corto, el que dura la lidia, y todas las alteraciones, tanto a la alta como a la baja, pueden ser consideradas como patológicas. Estos animales presentan graves alteraciones hepáticas, renales, del equilibrio ácido básico, del recuento de células sanguíneas, y de sus valores hormonales. En el dossier que se les ha entregado tienen una amplia información al respecto.

Estas analíticas revelan un grave estado de hemoconcentración y deshidratación por la pérdida de fluidos que experimenta el animal.

La presencia de un pH ácido en la sangre en el 93,5% de los toros analizados, demuestra un estado de acidosis metabólica que podemos considerar como grave. Un pH sanguíneo bajo significa que la sangre contiene demasiado ácido, lo que es perjudicial para las células del organismo. El origen de este estado patológico hay que buscarlo en el sobreesfuerzo que supone la lidia, para la que el toro no está preparado.

También ha sido merecedora de estudio la función respiratoria del toro durante la lidia, mediante la medición de gases sanguíneos (gasometría). De estos trabajos podemos deducir un gran sufrimiento.

Las mediciones incluyen la presión parcial de oxígeno (PO2), la presión parcial de dióxido de carbono (PCO2), el pH, el bicarbonato (HCO3-), el dióxido de carbono total (TCO2), el exceso de bases (EB), y la saturación de oxígeno (sO2).

Los valores obtenidos después de la lidia demuestran la incapacidad de los pulmones para eliminar el CO2 que se está produciendo, disminuyendo la presión parcial de oxígeno (PCO2) y aumentando la presión parcial de dióxido de carbono (PO2). Una muestra más de la incapacidad del toro para adaptarse al castigo a que es sometido.

Según el taxidermista de la plaza de toros de Las Ventas, el 60% de las cabezas de toros sobre las que ha trabajado, presentan fisuras o fracturas de cráneo. Un conocido crítico taurino, se refirío a esta circunstancia como el "crimen del estribo del picador"

Un estudio realizado sobre más de 6000 toros revela un gran número de lesiones oculares que sufren estos animales durante la lidia, en el desembarco del camión, o durante la espera previa a su salida a la plaza. En un 23% de ellos, se encontraron úlceras de córnea, desprendimientos de retina, luxaciones y subluxaciones de cristalino, fractura del borde orbitario en el arco superciliar, y hemorragias intraoculares.

Incidiendo en el estudio al que he hecho referencia al comienzo de mi exposición, y en el que nada se dice de todas las alteraciones orgánicas y anatómicas que he descrito, les haré una serie de puntualizaciones con respecto a las afirmaciones que en él se hacen, y que concluyen minimizando el sufrimiento, el estrés y el dolor que padece el toro durante la lidia, y transformándolo en un animal adaptado para tal fin.

El estrés es la "situación de un individuo o de alguno de sus órganos o aparatos, que, por exigir de ellos un rendimiento superior al normal, los pone en riesgo de enfermar", es decir, una verdadera amenaza para la homeostasis, que es la tendencia de los organismos para mantener la estabilidad de componentes fisiológicos vitales como el pH, la temperatura corporal, los electrolitos, o la tensión de oxígeno, por lo que mantener en equilibrio sus valores en un rango estrecho es esencial para la supervivencia del individuo.

Como se puede comprobar trás el estudio de las análiticas, el organismo del toro durante la lidia no puede conseguir dicho equilibrio lo que demuestra su inadaptación a la misma.

Se nos dice que el tálamo del toro es más grande que el del resto de los bóvidos (aproximadamente un 20%), y que por ello estos animales son capaces de responder al dolor con más rapidez. Evidentemente no puedo negar esta afirmación, la de su tamaño, pero si les puedo decir que el tálamo no es el encargado de responder ante el dolor. Esta estructura neuronal situada en el centro del cerebro es la que procesa las sensaciones, propaga los impulsos y quizás los integra, pero es la corteza cerebral la que decide la respuesta que se debe producir.

Se afirma también que el toro carece de neuronas memoria, lo que haría que careciera de recuerdos en lo que respecta al dolor. La percepción del dolor requiere un reconocimiento cortical del estímulo como no placentero. Además, el dolor es una experiencia subjetiva sensorial y emocional que requiere la existencia de conciencia.

El aprendizaje, la memoria, y el comportamiento agresivo, dependen en gran medida de unas estructuras cerebrales que reciben el nombre de hipocampo y amígdala, y no del tálamo.

Cualquier mamífero tiene tres memorias: memoria sensorial que opera en un tiempo inferior a un segundo, memoria a corto plazo, que no se prolonga más allá de 15 a 20 segundos, y memoria a largo plazo. Las tres interactuan conjuntamente y se envian información, y tienen una función definida. La primera de ellas está fuera del control de la consciencia, y actua de manera autómatica y espontánea en todos los mamíferos.

En un estudio que lleva por título: "Comportamiento del toro de lidia frente al caballo y la muleta", se puede leer: "la tienta con muleta en el toro de lidia es inviable dada la capacidad de aprendizaje de estos animales".

Entiendo que el aprendizaje lleva aparejado el recuerdo, que se le niega al toro de lidia, y creo evidente que el toro de lidia, a lo largo de su vida, ha tenido contacto con sensaciones que le han provocado dolor, y que por tanto debe tener conciencia y memoria sobre él.

En este mismo estudio se nos dice que el toro se adapta perfectamente a la lidia, ya que el cortisol, hormona medidora del estrés determinada en toros muertos en el ruedo, presenta valores menores que el medido después del transporte, y que el de los toros que fueron devueltos a los corrales por no ser aptos para la misma, lo que hace suponer que el viaje y la salida al ruedo les estresan más que la lidia en sí.

En dos tesis doctorales, presentadas en la facultad de veterinaria de Madrid (2002, y 2006), y dirigidas por el mismo veterinario que ha hecho estas afirmaciones, se dice todo lo contrario: "los toros lidiados y dados muerte en el ruedo, presentaban niveles hormonales de cortisol más altos que los tomados como control, que son los devueltos por no ser aptos para la lidia, y se concluía que la lidia suponía un importante estrés para el toro, ante el que intenta adaptarse".

Los estudios a los que he hecho referencia sobre las análiticas en toros lidiados, y algunos otros, demuestran que el cortisol está por encima de los valores considerados como normales, y que el toro sufre un gran estrés al ser lidiado. Ante la duda que puede se puede plantear al respecto, les diré que:

"Cuando existen lesiones en las vías de transmisión del sistema nervioso, indispensable para que se produzca una respuesta endocrina ante estímulos estresantes mediada por el sistema nervioso, dicha respuesta se puede ver amortiguada o evitada por lesiones neuronales o de la médula espinal".

Descubrimientos muy recientes indican que las betaendorfinas podrían inhibir las descargas de los precursores hormonales que darían lugar a las descargas de cortisol. Dado que al parecer el toro durante la lidia, descarga estas sustancias en gran cantidad, podría ser ésta otra de las razones por lo que el cortisol medido no sea el esperado.

El agotamiento del toro ante la lidia (tercera fase del Síndrome de Adaptación de Selye), debe ser tenido en cuenta en las determinaciones hormonales por lo que respecta al cortisol, y deberían valorarse los numerosos daños físicos y alteraciones metabólicas que sufre el animal, y que demuestran su inadaptación.

Los análisis sanguíneos en toros lidiados indican altos niveles de potasio y bajos niveles de sodio y de cloruros, compatibles con el posible agotamiento de la glándula suprarrenal encargada de descargar el cortisol, y la aldosterona.

Y para terminar mi comparecencia haré alusión a otra afirmación que se extrae como consecuencia del estudio mencionado. En él se dice que, gracias a la gran descarga de opiáceos endógenos -betaendorfinas, y metencefalinas-, el dolor y el placer se equiparan.

Las endorfinas no tienen poderes mágicos. Todas las endorfinas descubiertas hasta hoy, son descargadas cuando hay estrés y dolor, y no se me escapa que tienen propiedades analgésicas, pero en ninguna publicación científica podrán leer que neutralizan el dolor hasta equipararlo al placer. Si así fuera: ¿que sentido tendrían los estudios sobre el dolor y cómo neutralizarlo?

El estudio de los opiáceos endógenos, y de sus receptores es todavía hoy un gran misterio para la ciencia médica, y sabiendo que se descargan en ingentes cantidades ante situaciones de estrés, de dolor, de sufrimiento, de sobreesfuerzo, de hemorragias, de desequilibrio orgánico, de insuficiencia cardiorespiratoria, y de alteraciones de la tensión arterial, como las que se producen durante la lidia, y que les he explicado, es lógico que el toro, durante la agonía a la que es sometido, no tenga más remedio que producirlas. Los estudios que demuestran lo que afirmo son numerosos, y en el dossier que se les ha entregado tienen algunos ejemplos. En muchos de ellos, se afirma que a mayor indice de endorfinas, mayor es el dolor que se siente y el estrés que se padece (Bacigalupo), e incluso en algunos estudios de medicina humana, y veterinaria, sirven para cuantificarlos. Se ha llegado a afirmar que las endorfinas descargadas en estados de estrés no tiene poder analgésico (Harbach 2007), y varios autores aseguran que las encefalinas representan el sistema modulatorio de mayor relevancia en el intento de adaptación de un organismo al estrés crónico.

Si el toro de lidia tiene esta sobrenatural adaptación para soportar el dolor, el maltrato y el sufrimiento, creo que ésta hipótesis es merecedora de un importante espacio en una publicación de caracter científico, cosa que hasta ahora no ha sucedido.

"El bienestar animal a de abordarse bajo bases científicas verdaderas. La percepción errónea de los animales como seres que no sienten y que por tanto son incapaces de sufrir, hace que se desarrollen actitudes negativas hacia ellos, que se reflejan en conductas de neglicencia, crueldad o trato irrespetuoso".

Observen como sale el toro a la plaza, y como termina su vida, y si todavía alguien puede pensar que este animal ha sido capaz de sentir placer en algún momento de la lidia, pongo mi título de licenciado en veterinaria a disposición de los órganos colegiados que regulan mi profesión.

Terminaré citando a Sófloques que decía: "Una mentira nunca vive hasta hacerse vieja".

Muchas gracias señora presidenta y señoras, y señores diputados.

José Enrique Zaldívar Laguía.

Veterinario





Quiero dar las gracias a los compañer@s y amig@s que habeis dejado un comentario en mi entrada anterior.
Amigo Marín hace un año que nos conocemos y sabes perfectamente que saco cada uno de los comentarios que recibo.
Desde mi respeto a tu persona soy yo con esta entrada la que te reto a que me pongas un comentario y defiendas con argumentos que lo que cuento aquí no le sucede al toro..Que me cuentes y me razones que el toro no sufre. En cuanto lo que comentas sobre mis mentiras prefiero no entrar querido amigo..Sabes que a pesar de nuestras diferencias en este tema nunca dejaré de respetarte
Os deseo un feliz fín de semana.. El lunes vendré con la noticia que me ha tenido muy ocupada en la semana
Besitos Victoria

20 comentarios:

Aurora dijo...

Excelente post Victoria, nunca tuve dudas al respecto, siempre he creído q los animales sufren y sienten dolor, igual q los humanos, y por supuesto también los toros de lidia.
"Una mentira nunca vive hasta hacerse vieja", afortunadamente, ni ésta ni otras, por bien adornadas y manipuladas q estén.
Feliz fin de semana. Un abrazo.

MARIN dijo...

Pues mira Victoria, yo nunca me aculo en tablas y te voy a responder. Sobre la entrada anterior, no te retaba a ti, sino a todo aquel que piense que un novillo no es mas grande que un borrego. Solamente era una aclaración, pero bueno. Pero todavia estoy esperando respuestas. Ya tengo preparados en el campo cinco novillos de dos años y de distintos tamaños para que el que quiera elija el mas grande o el mas pequeño.
Por lo que me preguntas de si el toro sufre o no, pues mira, sinceramente, no lo sé. Ni he podido hablar nunca con ningun toro, ni soy veterinario como el tal Zaldivar Laguia este. Por cierto, este fue el que estuvo en el parlamento de Cataluña a las ordenes de Mosterin y declarado antitaurino ¿no?. A ver que va a decir el hombre.
Lo que si me sorprende es que todavia no se ha sacado ningun estudio de lo que puede sentir un enfermo terminal humano y ya sepais lo que le pasa a un toro. Increible, pero como no lo se, pues no puedo opinar.
Por todo lo demas, sigo pensando que es verdad, que una mentira nunca muere hasta hacerse vieja... o hasta que se rectifique sobre ella.
Un cordial y cariñoso saludo.

victoria dijo...

El sufrimiento como factor deteriorante en la calidad de vida del paciente con cáncer en la fase terminal.Cómo me puedes decir que no se sabe si un enfermo terminal sufre y que no se ha sacado estudios?
Amigo mio los enfermos terminales sufren y múchísimo,mi madre pedía que la dejara morir ..En el hospital igualmente me lo pedía mirandome a los ojos y yo lloraba amigo mio agarrada a su mano pidiendo a Dios que se la llevará prontito con él para que terminara su agonía.lo siento amigo has echo una comparación errónea a mi parecer que me ha dolido y mucho.
Me pude equivocar en el tamaño de los novillos ect.Pero no me equivocaré jamaz que es un ser vivo al cual recibe crueldad

Antoniogt dijo...

Anoche tuve un hermoso sueño que termino en una terrible pesadilla. Soñaba con grandes dehesa en Primavera donde la vida reinaba en todo su esplendor había rehalas de vacas bravas con sus retoños encinas bien cuidadas y cantidad de vida en ese ecosistema tan bien cuidado, fuera de este maravilloso mundo del toro de Lidia se hablaba en la Cámara de los Diputados de abolir las corridas de toros por que había un grupo de ciudadanos que sufrían por el sufrimiento de las toros en las corridas.
La petición de estos ciudadanos fue escuchada y las corridas de toros fueron abolidas; A la Primavera siguiente en aquellas dehesas de ensueño había camiones preparándose para embarcar todo el ganado para el Matadero pues los toros ya no tenían sentido y los ganaderos habían decidido vender las vacas para carne y arrancar las hermosas encina para preparar los campos para sembrar y hacer grandes establos para cría toros de rápido engorde amarrados a una argolla por la nariz. El roro bravo, toda su historia, su forma envidiable de vida y todas las castas existentes habían desaparecido como lo había echo su antecesor el URO Europeo, solo habían quedado unos pocos para exhibirlos en los zoos.
Con esta historia no quiero justificar nada pero si entiendo que el toro es un privilegiado si lo comparo con los cerdos que viven hacinados solo para comer, engordar y morir de forma miserable al igual que los gansos, patos, pollos, vacas y demás animales; La única diferencia es que el toro muere en un espectáculo donde asiste publico y al resto no nos enteramos pero ocurre a nuestro alrededor.
Al igual que vosotros no me gusta el que a un toro le hagan daño en unas fiesta en cualquier pueblo, le ponga antorchas ardiendo en los cuernos o lo tiren al mar pero entiendo que es su forma de subsistir en este mundo: solo vale para las corridas y si no esta condenado a desaparecer, solo os pido que reflexionéis sobre esto y lo que no me parece justo es que cada vez que se habla de toros a Marín le llueven palos por expresar su opinión. Os pido perdón por este comentario tan largo y os deseo un buen fin de semana

victoria dijo...

Amigo Antonio gracias por tu comentario.Ese sueño lo tengo casi todos los dias cuando recojo a los perritos abandonados en la calle,sueño en ese mundo mejor pero no solo para ellos también para nosotr@s..Me puedes llamar soñadora.
Entiendo lo que me cuentas pero también me gustaria que me entendieras a mí.
Denuncio todo lo que me cuentas y estoy en contra de ello.Pero no entiendo ni lo entenderé jamaz que haya personas que paguen por ver el sufrimiento y la muerte de un ser vivo y encima que aplaudan..
Un abrazo Victoria

victoria dijo...

El toro de lidia no es un animal doméstico, tiene contacto con el hombre, pero vive en una explotación extensiva, tiene poco contacto con el ser humano, y el perro y el gato es una cosa diferente, las emociones y sentimientos que se tienen hacia este tipo de animales no se tienen hacia un toro. Esa es la diferencia fundamental que yo veo y se lo planteo a mis amigos taurinos a los cuales siempre respetaré aunque no esté de acuerdo con ellos


Les digollevais al perro para que le haga de todo, cuando tiene una diarrea, cuando vomita, estáis preocupados, lloráis cuando se mueren, estáis dispuestos a hacer de todo por salvarle la vida, y sin embargo la vida del toro, pienso que no os importa demasiado. Y ellos siempre ponen por encima de la vida del toro lo que a ellos les gusta la tauromaquia, lo que les gusta la faena de un torero, lo que es el espectáculo de la corrida,… todo eso lo ponen por encima de la vida del animal y del sufrimiento que pueda tener durante esos 15 o 20 minutos que dura la lidia, pero yo me pongo siempre del lado del toro.”

SOYPKS dijo...

Hola querida Victoria, en mi vida he ido a una tortura de estas y jamás nunca lo haré. Gritar y disfrutar viendo como asesinan a un animal indefenso. Que horror.

Hoy Quiero Compartir contigo este Chocolatico en el Mes del Amor y la Amistad.

http://image.blingee.com/images18/content/output/000/000/
000/73a/696254873_759619
.gif

De Tu amiga

(¯`v´¯)
`•.¸.•´
¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> ♥Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ SOYPKS Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ♥

Antoniogt dijo...

Amiga Victoria te entiendo perfectamente y creo sinceramente que debería de haber muchas personas como tu en este mundo y creo que funcionaria mejor. En el mundo del Toro se puede ser de dos formas, Torerista: que le gustan los toreros ó Torista : Que le gustan los toros , yo personalmente soy torista y voy a ver a los toros en la plaza y te puedo asegurar que cuando veo que el picador le tapa la salida al toro o " barrena" con la mano la vara me levanto y me acuerdo de su padre o cuando "pincha" al toro por los costado.
Pienso que bastante tiene que pasar con defender su vida en el ruedo con todo en contra, se me han saltado las lagrimas en una plaza cuando un toro es indultado y vuelve al campo. Soy enemigo de capeas, toros de soga,toros embolados y que le tiren dardos, en esto festejos el toro no se juega nada.
Te entiendo Victoria y a través de tu blog y del trabajo que haces he llegado a admirarte y apreciarte. Gracias Victoria y te deseo Un gran fin de semana

RuZMARINKA dijo...

Los seres humanos son carnívoros. Hoy alcista ubuju, el hombre de mañana. Tales noticias que vemos cada día en la TV

yeruti dijo...

Hola Victoria, la verdad leo algunos comentarios y no me los creo, como lo del sufrimiento de los que desgraciadamente han padecido cáncer, vi a mis abuelos morir agonizando, me duele mucho leer esto! creorealmente que debemos seguir nuestra lucha y dejar de contestar a estas personas, que nuncaentenderán lo que les decimos, sino hasta que les tocara en carne propia tales humillaciones y maltratos. Estoy segura que a tood esto le queda muy poco,gracias a Dios los niños, como decía alguien por allí, ya repudian estas cosas y ellos se encargarán de terminar con estas crueldades. De corazón te digo, estoy contigo, te apoyo y te sigo. GRACIAS!!! por tu lucha, realmente NOS NECESITAN"" Un abrazo gigante y buen fin de semana.

ALMALU dijo...

hola
excelente posts, te sere franca nunca me gusto ver las corridas de toros y cuando era niña sentia horrible no por el torero sino por el toro.
recibe un fuerte abrazo

duendes dijo...

hola corazon,estoy contigo .Gracias por luchar por nuestros amigos .Tiene un premio para ti en mi blog .besitos
debe ir en este enlace para conseguirlo.besitos.
http://terradeduendes.blogspot.com/p/premios-recebidos_30.html

Amada Amante dijo...

¡Ay, Marin, que empiezas a ser cansino! Como tú mismo dices, ni te informas de lo que hablas ni parece que te importe un pimiento, a la vista de las ... que dices...

Te confieso que ademas de colaborar con diversas organizaciones defensoras de los animales (donde el toro de lidia es uno de nuestros grandes puntos de mira -y te di la fuente en mi anterior comentario de una de las principales organizaciones españolas que tiene importantes ramificaciones a nivel internacional, Anima Animalis, que está luchando a brazo partido por acabar con toda matanza, del tipo que sea, relacionada con el toro, sea cual sea su edad o tamaño-), también colaboro con otras tantas organizaciones españolas e internacionales en las que tratamos de defender los derechos humanos...

Y para conseguirlo, NOS DOCUMENTAMOS, o al menos yo lo hago, para saber qué defiendo y por qué...

Así que tengo muy claro por qué soy detractora a muerte de cualquier fiesta en la que el toro sea la víctima inocente, PORQUE ME HE INFORMADO DEL MODO Y LA MANERA EN QUE SE LE TRATA Y SE LE ASESINA...

Pero tú, con el "no lo sé" te quedas con la conciencia limpia, y tienes la poca vergüenza de comparar la muerte de un ser humano en estado terminal (que suele deberse a una enfermedad, a la edad o a otras razones que no vienen al caso) con el asesinato de un pobre animal inocente al que también llevan a una muerte agónica por diversión o porque forma parte del folklore de la región...

¿Leíste los links que te ofrecí? ¡No, claro! Eso sería informarte y provocar que tu historia de necio se cayera por su propio peso...

En lo que te conté no sólo hablan veterinarios, hablan también dueños de ganaderías, dueños de plazas de toros... ¿También ellos mienten?

Tú sigue en tu mundo de Yupy que los que de verdad amamos a los animales y no toleramos las injusticias aberrantes seguiremos luchando por un mundo mejor para todos, para ellos y para nosotros, donde los derechos de los animales y los derechos humanos lleguen, ¡por fin! a ser una realidad...

Mira en Anima Animalis, Amnistia Animal, El Refugio, ANNA, WWF, Greenpeace y busca porque hay muchas más que tratan de salvar lo que tú estás matando por diversión y, encima, creyendo que no haces daño a un ser vivo que siente y sufre como tú... Y si no lo crees, ¿por qué no sustituyes a uno de esos novillos y que te toreen a ti? Como no pasa nada...

¡¡¡INFÓRMATE ANTES DE HABLAR!!! Y recuerda lo que dijo Sócrates: "Sólo sé que no sé nada", un sabio extraordinario de la época romana...
Porque, tal vez, sepas menos de lo que crees...

Corazón verde dijo...

Hola Victoria, mi querida amiga Victoria. Jamás nunca, jamás, se debe daña a un animal y menos torturarlo. Sabes amiga nunca quise hablar mucho sobre mi, ni sobre mi infancia. Pero hoy voy a hablar de una parte de ella.Soy Andaluza, cordobesa, me crié en una dehesa de toros bravos, habia vacas, toros y también sus crias, yo era una niña y jugaba entre ellos. Nunca me dañaron, los humanos si dañan y mucho. Las vacas adoran a sus crias y los defienden como hay humanos que no lo hacen con sus cachorros. Sólo te atacan si sienten que su cria está en peligro, propio de una buena madre, muchas madres llamadas humanas podrían tomar ejemplo de esto, las que maltratan a sus hijos o simplemente los tiran a la basura. Te habla mi niña, la que jugaba entre ellos, que en estos momentos está muy cabreada al ver lo ciego que están algunos de los que se llaman humanos. Tienen sentimientos y sufren, cuando les quitan sus crias, como lo hacen las buenas madres, no cualquier madre no, las buenas madres. Reconocen la voz de los que tienen cerca y los cuidan. Nunca quise escribir nada sobre este tema, pero se que yo puedo hablar sobre él porque me crie entre ellos y podía sentir sus sentimientos, porque tienen alma y sentimientos y los niños captan esas cosas porque aún no tienen la maldad que algunos adultos ya han recogido y llevan dentro del alma. Nunca me gustaron las corridas de toros, me daba mucha pena porque para mi eran mis amigos y ver como los pinchaban y sangraban hacia que se me erizara el vello de pena y terror.Ellos para mi era mis amigos, como lo eran los perros, los gatos y otros animales. Si el ser humano que se llama a si mismo humano continua derramando sangre inocente y torturando de esta forma acabará pagándolo muy caro porque en esta vida todo es una cadena formada por eslabones y cuando rompen un eslabón empiezan a fallar todo los demás, de hecho ya lo esamos pagando en muchos sentidos.Un abrazo amiga, adelante, se lucha por lo que vale la pena luchar y te aseguro que vale la pena luchar por esta causa. Un abrazo con todo el cariño de mi corazón.

Corazón verde dijo...

Marín yo a usted no le conozco, pero le voy a hacer una pregunta ¿Ha mirado alguna vez los ojos de una vaca que tiene cerca a un becerrito de poco tiempo? ¿Se ha fijado en como amamanta a su cria y la cuida para que no le pase nada malo?. Por favor, como veo que usted los tiene muy cerca, le pido que los mire y observe bien, porque cuando lo haga va ver que es una madre y su hijo, quizás mejor madre que algunas de las que se llaman así mismo humanas y para acabar le hago otra pregunta ¿A usted le gustaría que una especie desconocida para usted lo encerraran en un recinto del que no puede escapar y lo mataran lentamente a pinchazos y usted sin entender el porque sólo sientiendo el dolor una y otra vez? Perdone si he sido algo dura, a veces sale la niña que llevo dentro, usted también lleva un niño dentro del alma intente preguntarle esas pregunta a él y escuche su respuesta por favor. Un saludo con todo mi respeto.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Victoria. Saludos.

Espero que te encuentres bien.

Me da mucha lastima ver como sfren estos animales. Te confieso que nunca he ido a una corrida en mi paìs Colombia, donde esta tradiciòn tambièn esta presente. Es Obvio el porquè no?. Puede ser ya que desde chico con mi abuelita nos asomamos en una de estas corralejas. Ciertamente no hablo de la plaza de toros màs bien de unas plazas que costruyen con maderas para que la gente se "divierta", otras, es bien decirlo: se mueran ya que que si no ven sangre en la arena la corrida no ha sido buena. Me asomè desde afuera por una avertura y vì como el toro venia encima de mi. (me asustè tanto, tanto). Te puedes imaginar hasta donde ha llegado lo que yo llamo "demencia humana" (disculpenme si es fuerte el termino) Pero maltratamos el toro y entre otras al ser humano. (Siempre he dicho que se necesita no amar la propia vida para ir a esas corridas.

Resumo con este comentario que rechazo toda corrida sea en una plaza de toros, sea en una corraleja.

Nacho dijo...

Hombre, para empezar decir que todos sabemos que el toro sufre en la plaza, no hacen falta estudios científicos para llegar a esa conclusión. Pero se me ha ocurrido una posibilidad: ¿no podría modificarse el acto del toreo de forma que al animal sólamente se le toreara con el capote y nada más? ni banderillas ni puyazos, ni clavar la espada ni nada parecido. Es algo que ya se ha planteado en varias ocasiones en los medios de comunicación. De esa manera conseguiríamos contentar a las dos partes, que están irremediablemente enfrentadas: los antitaurinos y los que les gusta la Tauromaquía. Aunque el toro acabaría exhausto de todas maneras, corriendo de arriba abajo todo el rato. No sé, es un tema muy difícil de abordar, porque tampoco te puedes cargar una cosa que tiene más de 200 años de antigüedad. Pero en mi opinión el sufrimiento al que se somete al Toro si que es verdad que es totalmente innecesario y éticamente y moralmente cuestionable, como poco. Debería poderse encontrar una manera de seguir con esa tradición sin que el Toro sufriera. No creo que sea tan dífícil hallar la manera. Un saludo a todos.

lorezaharra dijo...

Tenemos que eliminar las corridas de toros porque es un acto de crueldad que se trasmite de generación en generación enseñando a los que vienen detrás la cara más sucia del ser humano, luchar por un mundo más justo donde los animales tengan sus derechos entre los que se encuentra el derecho a una muerte digna es decir sin dolor ni humillación es una batalla que tenemos que ganar para el futuro.Yo no soy una persona religiosa, pero creo en el ser humano,en los hombres y mujeres del planeta que por ser la especie animal mas inteligente tienen la obligación de proteger y cuidar de los demás animales y se que vamos avanzando despacio pero caminamos un musu muy grande para Victoria que está haciendo del mundo un lugar mejor para todos.

liruvi dijo...

Hola Victoria, muy bien explicado , el video no lo he podido ver porque me imagino que seran unas imagenes muy duras.
Feliz día de ñlos enanmorados.
Besos Liruvi

Corazón verde dijo...

He pasado a dejarte un abrazo y todo mi cariño y admiración.